”Sobran más de 170,000 boletas”, que se aclare de donde salieron: Guillermo Dowell

chihuahua3El Revolucionario Institucional interpuso ayer ante el Tribunal Estatal Electoral un juicio de inconformidad contra la elección de gobernador, “ya que después del análisis de las actas se encontraron irregularidades evidentes” como lo es la existencia de más de 170 mil boletas por sobre la dotación original “que aparecieron allí sin ninguna explicación”, dijo el presidente estatal de ese partido, Guillermo Dowell.
Las anomalías “son sustanciales para la legalidad y transparencia del proceso electoral, este es un tema
estrictamente jurídico, no político, que se fundamenta en números y hechos, afirmó Dowell Delgado en declaraciones boletinadas.
Según el líder del PRI, se hizo la revisión de las actas en 3,321 casillas electorales en todo el estado y se encontraron inconsistencias que ponen en duda el resultado del proceso electoral ya que, según esas actas, se entregaron 1,394,301 boletas, pero en la suma de los votos emitidos y las boletas sobrantes, “según las mismas actas se encontraron 1,565,807 boletas, lo que representa una diferencia de 171,506 boletas que aparecieron allí sin ninguna explicación”, dijo.
El comunicado destaca que Enrique Serrano hizo un pronunciamiento un día después de la elección donde aceptó que los resultados no le favorecían según el PREP, en esa misma rueda de prensa Dowell informó que un equipo de 650 abogados buscaría la verdad histórica, ya que había datos que no coincidían, ya que todas las encuestas le dieron ventaja a Serrano Escobar, incluyendo la de salida que daba 5 puntos de ventaja, equivalentes aproximadamente a 50,000 votos.

 

 

De la Redacción

Si a este dato le agregamos que la diferencia entre Javier Corral y Enrique Serrano fue de 116,503 votos, resulta que la inconsistencia es mayor a la diferencia entre el primero y el segundo lugar.

Existe una sospecha fundada con el análisis aritmético a la que se agregan otros factores, como el hecho probado de que el Consejo Estatal del Instituto Estatal Electoral del Estado de Chihuahua no acordó el número de boletas a imprimir, ni el plan de impresión y distribución, ni el resguardo de las mismas, ni se convocó a los partidos políticos para la supervisión y destrucción de las placas correspondientes, lo que genera incertidumbre legal.

Además, Guillermo Dowell hizo ver como algo nunca visto en un proceso anterior, que el PRI aún no cuenta con las actas relativas a los recuentos de votos de todas las casillas que fueron abiertas en Juárez y Chihuahua, a pesar de que se solicitaron incluso ante la fe de Notario Público y a pesar de que las constancias se habían entregado ya a los candidatos ganadores del proceso.

El presidente del Directivo Estatal, dijo que el interés del PRI es privilegiar la legalidad y transparencia de la elección a gobernador, porque en todo caso la autoridad electoral debe responder sobre estas inconsistencias numéricas que ponen en tela de juicio los principios rectores de la democracia y el resultado de la elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *