Ajonjolí de todos los moles

El que debe andar un poco distraído estos días es el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle, pues con tanto obús lanzado a su candidato Tony Gali por la acumulación de fortuna que le han documentado acá y acullá, publicada en diversos medios de circulación nacional, seguramente ya no sabe ni para donde voltear, pues su otra candidata, Lorena Cuéllar de Tlaxcala, también le pide atención ahora que la contienda está cerradísima en la pequeña entidad. Además de que sus otros intereses, Veracruz, Oaxaca y Tamaulipas también se presentan complicados. La sufre Moreno Valle y el secretario de Gobierno importado, el oaxaqueño Diódoro Carrasco la sufre junto a él, porque se supone que Diódoro llegó oficialmente a Puebla en enero de este año precisamente para supervisar toda la operatividad electoral del gobernador, así que es a quien le piden cuentas.

Sobredimensionado
Vaya que causó revuelo el deslinde que hizo Alejandro Murat de su padre, el ex gobernador José. Hubo quien se rasgó las vestiduras ante su afirmación, pero creemos que tales exabruptos están de más. El que sí debe estar preocupado con razón es el candidato oficial José Antonio Estefan Garfias, pues los señalamientos de millones de dólares no cesan y ahora hasta los eventos le abandona la gente, pero volviendo al tema filial, vaya, es simplemente la definición de individualidad que en su momento todos hemos hecho ante nuestros padres. No significa denostación ni conflicto y sí en cambio, ubica al candidato como alguien que se planta de frente ante los señalamientos. Ahora, que si la reacción del padre es adversa, pues eso ya es cuestión familiar que les compete solo a ellos.
Un buen show
Se espera que en el debate que sostendrán los candidatos a gobernador de Chihuahua haya una buena dosis de histrionismo y melodrama, primero, porque material hay de sobra en el estado grandote de México, luego con la participación de Javier Corral Jurado, que debe estar relamiéndose porque dé inicio el evento donde pueda lucirse como le gusta, toda vez que Corral ha hecho su carrera precisamente parado en las tribunas, donde ha lanzado señalamientos a Santamaría y medio mundo, así que seguramente el debate no será la excepción, eso lo sabemos. Lo interesante es ver los ases que los demás sacarán de la manga.
¿Otro debate sobre redes?
Ahora fue el magistrado Esteban Penagos quien considera que el uso de las redes sociales debe ser regulado en materia electoral a fin de procurar que no exista inequidad en la contienda. Pero en una suerte de blindaje para que no lo agarren mal parado, agregó que las mismas maximizan el ejercicio de la libertad de expresión.
Entonces estamos como la chilindrina que como dice una cosa, dice otra.
La verdad es que ya se antoja imposible o por lo menos muy complicada, una legislación que limite el derecho de los ciudadanos a expresarse en las redes sociales. El que no crea que le pregunte a Omar Fayad para no ir tan lejos, pero la realidad es global. Difícil que alguien ponga límites a las redes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *