Puebla es un polvorín

Dos linchamientos más en un solo día en el estado que gobierna Rafael Moreno Valle, no dejan nada bien a la administración del panista. No ha podido con los temas sociales ni la inseguridad. Hace un par de días los ciudadanos volvieron a hacerse justicia por mano propia ante la impotencia de no obtener respuesta  de las autoridades. Golpearon al delincuente que había disparado a uno de los vecinos y falleció. Un segundo incidente ocurrió en otro municipio, donde el malandrín tuvo la suerte de ser rescatado. Es claro que la desesperación hace mella en los habitantes. Prefieren dar ellos mismos solución. Mandar un mensaje a la delincuencia y proteger lo suyo y a los suyos.

 

¿Y el gobierno de Moreno Valle?

En la negación por los linchamientos. Triste justificante, pobre capacidad de enfrentar una problemática. ¡Por favor! No es posible que la Fiscalía estatal declare que es competencia municipal. Que trágica determinación de la autoridad responsable. Es por eso precisamente que los ciudadanos han tomado esas medidas tan extremas. No se disculpa a las autoridades municipales, pero simplemente es de hombres de bien reconocer las cosas y actuar en consecuencia. Mas cuando se es funcionario al servicio de la gente.

 

Lo que el viento a Juárez

Eso parecen haberle hecho al Senador Francisco García Cabeza de Vaca los señalamientos en su contra. El allegado a Felipe Calderón es el candidato del PAN a la gubernatura de Tamaulipas. Que fue preso en Texas por robo de armas, que le prestó el estadio de Reynosa a Osiel Cárdenas, que su jefe de escoltas fue detenido con 20 kilos de droga, que es socio de los hijos de Martha Sahagún de Fox… Nada le hicieron porque hoy es candidato y va cuesta arriba con esa carga. Otra decisión rara, por decir lo menos, que ha tomado Ricardo Anaya el Presidente del PAN nacional.


Sinaloa, el PAN en la picota

Quedaron en evidencia, se los dijeron, les advirtieron, pero no actuaron. Ahora sale con cada cosa. Ricardo Anaya se ha venido a pique en su estrategia y manejo de crisis con el caso Sinaloa. Aparentemente no era un tema complicado, debió haber actuado en congruencia con lo que predica debió haber solicitado una indagatoria inmediata, debió haber condenado. Pero no… se deslindó y aún peor, envió a Federico Döring y salió con la joya de que con la diputada afín al Chapo Guzmán ¡Se fueron con la finta! Increíble forma de no hacerle frente a los problemas. Hacía casi un año que les habían informado del asunto de la diputada. Hoy la sufren.

 

 

Humberto Moreira, la libró, hasta ahora

Mucha tinta corrió sobre la detención del coahuilense, vestiduras se rasgaron, indignaciones fueron y vinieron. Fue la nota principal por una semana. Y con mucha razón porque sobre Humberto Moreira pesan graves acusaciones que deben investigarse por las autoridades mexicanas, pero que lo hagan bien. No como los españoles que dieron un golpazo mediático para unos días después salir con que en realidad no tenían elementos que probaran una conducta ilícita del exgobernador. En España Moreira no está en la cárcel, la autoridad solo consiguió retirarle el pasaporte para que no abandone el país, pero nada más.

Se antoja para que el gobierno mexicano lo vea como una oportunidad de redención.

 

En Veracruz, otro Iguala para Duarte

Es impresionante la cantidad de negativos que va sumando el gobernador priista de Veracruz. El secuestro de 5 jóvenes, que se acreditó fue por parte de policías, le añade aún más tensión a su gobierno. Ya no sabe qué hacer ni que decir. Porque eso de manifestar que no puede poner un policía en cada casa es de primaria, se parece a aquel chiste de la tarea: No la traje porque se la comió el perro.

Con esas cuentas va a llegar el PRI a las elecciones en junio. Y seguro que los altos mandos andan preocupados por Veracruz. Seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *