Susto nuclear en Francia: un reactor se paralizó con alerta provisional nivel 1 “anomalía”

Rennes, Francia • La Autoridad de Seguridad Nacional (ASN) clasificó provisionalmente en nivel 1 (“anomalía”) el incidente que condujo a la paralización del reactor nuclear nº 2 de la central nuclear de Penly, oeste de Francia, anunció esta noche en un comunicado. “La ASN clasificó provisionalmente este acontecimiento en nivel 1 en la escala INES”, afirmó el comunicado de la institución.

La escala internacional de los acontecimientos nucleares INES va de 1 (“anomalía”) a 7 (“incidente mayor”). La ASN precisa también que levanta el dispositivo de crisis que había instaurado al anochecer. Las acciones realizadas por el operador Electricité de France (EDF) en el reactor “han permitido reducir de manera importante” la fuga de agua del circuito primario del reactor, “y dejarla en valores previstos”.

EDF había anunciado al anochecer esa fuga y precisó que el agua radioactiva que se escapaba del circuito era “recogida en depósitos previstos a tal efecto” y la fuga no tenía “ninguna consecuencia para el medio ambiente”.

La fuga se produjo después de dos conatos de incendio en el edificio reactor, sofocados a primeras horas de la tarde por los bomberos después de que se activara la alarma que provocó la paralización automática de uno de los reactores.

“El circuito primario es el que circula en la cuba (del reactor), el que enfría directamente el combustible. Una fuga en el primario es evidentemente de extremada importancia”, informó Yannick Rousselet, experto nuclear de la organización Greenpeace.

“Esto es serio. Por el momento no se puede decir que sea grave a nivel de consecuencias ambientales o de salud exterior porque no hay nada por ahora. Por el contrario, es un accidente grave en términos de seguridad”, añadió.

Según EDF, la fuga se debió a un defecto “en una junta de una de las cuatro bombas de refrigeración del circuito primario en el edificio del reactor de producción nº 2″. El defecto” es consecuencia de los conatos de incendio registrados este día al nivel de esta bomba y sofocados por los equipos de intervención”, informó la fuente.

Según Jean-Christophe Niel, director general de la ASN, preguntado por la noche, la fuga de agua pasó de 2,300 litros por hora al anochecer a 66 litros por hora durante la noche, un nivel inferior a las valores máximos admitidos en funcionamiento normal del circuito primario.

El director general de la ASN reveló que una persona sufrió quemaduras leves durante la intervención para sofocar los conatos de incendio. Según las informaciones transmitidas por EDF, “es una herida limitada”, afirmó.

EDF había informado con anterioridad de que en los incidentes no se habían registrado heridos. Un total de 29 personas entraron en el edificio del reactor para apagar los conatos de incendio, detalló Niel.

Ninguna de ellas sufrió contaminación radioactiva, según los exámenes que les fueron practicados después de la intervención, precisó. La central de Penly, situada al borde del Atlántico, entre Dieppe y Le Tréport, cuenta con dos reactores nucleares.

El emplazamiento debe acoger un nuevo reactor EPR, después del previsto en Flamanville (canal de la Mancha), pero en octubre pasado el gobierno francés decidió aplazar el lanzamiento de las licitaciones de este controvertido proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *